¿Por qué debo tener un ecommerce si ya tengo una tienda física?

Es innegable que los hábitos de consumo se modificaron durante la pandemia y que el mundo dio un vuelco hacia lo digital; sin embargo, las compras físicas aún ocupan un espacio primordial. Entonces, ¿vale la pena tener un ecommerce si ya tienes una tienda física? La respuesta es sí, sin lugar a dudas, y te explicamos por qué.

Foto de Pexels

Aunque el aumento en ventas online fue muy notorio en 2020 (y la tendencia es que siga así), la mayoría de los consumidores utilizan este canal como una fuente complementaria. Es decir, investigan, comparan y hacen todo el análisis del producto que necesitan de forma digital, pero después se dirigen a una tienda para concretar su compra en físico. Esto quiere decir que si sólo tienes una tienda física estás a la mitad del camino para ofrecerle a tus clientes la experiencia de compra que están buscando. 

Piénsalo de este modo: aunque un consumidor prefiera ir a una tienda física, será su búsqueda digital la que defina e impulse su decisión de compra. Según la consultora McKinsey el 73% de los compradores prefieren utilizar varios canales (tienda física junto al entorno online) para realizar una compra. Así que si no quieres perder todas esas ventas potenciales, lo más recomendable es que logres un posicionamiento con un ecommerce.

Foto de Pexels

¿Qué ventajas y beneficios me da tener un ecommerce?

Las ventajas y beneficios de tener un ecommerce se ven reflejados tanto en lo online como en lo offline. Como te platicábamos antes, un comprador comienza su investigación de manera online, así que lo más inmediato que ocurre cuando tienes un ecommerce es que ganas visibilidad, lo que se traduce en más clientes potenciales

Además, otra de las ventajas es que un ecommerce no cierra nunca ni está limitado por su geografía, lo que significa que puedes tener ventas 24/7 en cualquier parte del mundo.

Adicional, podrás generar una experiencia de compra más agradable y sencilla para tus clientes evitando gastos de envío (si usas un pick & collect), eliminando el tiempo de espera en cajas y facilitando la devolución de productos. Todo esto motiva a realizar una compra, así que al final del día la ventaja para ti será un aumento en ventas y tener una mejor comunicación con tu cliente, lo que te ayudará a ganar su lealtad.

Foto de Pexels

Y todos estos beneficios y ventajas se verán reflejados también al interior de tu negocio, en tus procesos:

  • Mayor competitividad
  • Mayor posibilidad de tener nuevos productos
  • Un flujo de información más ágil 
  • Reducción de costos gracias a la automatización
  • Base de datos siempre actualizada
  • Más información de tus clientes para generar estrategias de marketing digital mucho más eficientes

Por todo esto es que el ecommerce juega un papel fundamental para tu negocio. 

Foto de Pexels

¿ Cómo hacer estrategias de marketing digital con mi ecommerce para sobresalir? 

Lo primero es que cuentes con expertos que te ayuden a implementar, monitorear y optimizar tu ecommerce así como las estrategias ligadas a él, ya que de esto dependerá el éxito de tu negocio digital. También considera trabajar con algún sistema que te permita gestionar todo en un solo lugar, de modo que integres tu ecommerce a él y automaticen sus procesos.

Una vez que cumplas con esto, puedes poner en práctica algunas estrategias altamente efectivas:

Marketing en redes sociales: aunque esta estrategia es ya muy conocida, sigue siendo importante implementarla porque te ayuda a tener visibilidad, al posicionamiento de marca, encontrar clientes potenciales y crear un canal de comunicación. Lo ideal es que publiques con frecuencia y te ayudes de herramientas como Facebook Ads o Google Ads.

Foto de Pexels

Marketing de contenidos: esta estrategia se centra en darle a los usuarios un contenido de valor que responda a sus inquietudes sobre cómo un producto o servicio puede resolverles un problema. Lo más usual es tener un blog, con el cual ganas posicionamiento, te ubicas como una autoridad en los temas centrales de tu producto o servicio y generar leads para tus campañas de email marketing.

Retargeting (también llamado remarketing): consiste en presentarle anuncios a las personas que entraron a tu web, vieron algunos de tus productos, pero no concretaron una compra. Esta estrategia sirve para recordarle a un usuario un producto que le interesó y que así regrese a comprarlo.

SEO (Search Engine Optimization): esta estrategia  te ayuda a posicionarte de manera orgánica en las búsquedas de internet. Su objetivo es que aparezcas dentro de las primeras posiciones de los buscadores como Google.

Diseño responsivo: al menos 300 millones de usuarios en latam usan dispositivos móviles, así que debes asegurarte de que tu diseño web se adapte a las dimensiones de los distintos dispositivos desde los que un usuario puede buscarte.

Omnicanalidad: esta estrategia integra diversos canales para ofrecerle a tus clientes una experiencia de compra más satisfactoria. Lo que permite es que sea el usuario quien elija el canal que quiere emplear sin que el servicio, los productos o las ofertas cambien.

Foto de ADM

En Zebra somos especialistas en el manejo de estas estrategias de marketing para generar prospectos y ventas a tu negocio. Contamos con servicios de inbound marketing y web development para que logres sacarle el mejor provecho a tu ecommerce sin tener que preocuparte por su seguimiento y optimización. Además, trabajamos bajo el esquema de marketing de alto rendimiento, con lo que podemos garantizarte resultados.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *